viernes, 20 de mayo de 2011

El significado y causas de la manifestación ciudadana

Las manifestaciones ciudadanas en la Puerta del Sol y otros lugares en España y en el mundo desde hace meses, son el clamor latente por cuestiones esenciales de los seres humanos, mucho más profundas, que la superficial reclamación o protesta sobre los efectos de la crisis. La mezquina actuación y error de los gobernantes, dirigentes y demás responsables, sumado al de la Junta Electoral prohibiendo las manifestaciones del próximo sábado y domingo, pretendiendo estar por encima del Tribunal Constitucional que resolvió y sentó jurisprudencia a favor en una situación similar, evidencian cuanto menos, la falta de responsabilidad y objetividad en tratar sobre la esencia de las cuestiones que se intentan manifestar por los ciudadanos con las incapacidades o carencias que se quieran.

El error de la Junta Electoral, además del indicado anteriormente y los otros responsables, ha sido la falta en saber interpretar el real significado y sentido de los manifestantes y haber sido incapaces de administrar e impartir la justicia de manera efectiva e imparcial, habiendo perdido una gran oportunidad en su misión de velar porque sus actuaciones respondan a normas de conducta que honren la integridad e independencia de su ministerio y estimulen el respeto y la confianza en la judicatura por los ciudadanos además de promover los principios y valores innatos y latentes en la mayoría de los seres humanos inteligentes y sensibles por naturaleza.

La Junta Electoral mejor debieran haber acordado, conforme al espíritu de impartir Justicia, autorizar las manifestaciones, con las cautelas de recomendar o prohibir, realizar acto alguno de propaganda o de campaña electoral en cualquier soporte o medio en favor de ningún partido, abstención, voto en blanco o nulo, entorpecimiento alguno al acceso de los locales electorales, o cualquier impedimento, dificultad y coacción, evitando influir en el libre y voluntario ejercicio del derecho a votar de los ciudadanos.

Así, que los manifestantes de la Puerta del Sol y de los otros lugares de España, hayan sido incapaces de expresar el clamor latente de las cuestiones esenciales de los seres humanos, mucho más profundas, que la superficial reclamación o protesta, no exime de intentar interpretar por parte de los gobernantes, dirigentes, medios de comunicación, y demás, la esencia de las manifestaciones que van más allá de los efectos y síntomas que son el resultado de las graves carencias de las causas que lo originan.


Finalmente, es de total y plena responsabilidad, libre y democráticamente elegida por los gobernantes, dirigentes, medios de comunicación y profesionales los que sean, por disponer de todos los medios y conocimiento existente, el intentar saber interpretar las manifestaciones o reivindicaciones de los ciudadanos, en los aspectos latentes e implícitos más allá del limitado contenido de la expresión hablada o escrita de las cuestiones esenciales objetivas y fácilmente identificables.

Obviamente, quienes están en posición de gobernar, liderar, dirigir y administrar, antes deberán desprenderse del lastre que condiciona y somete sus conciencias y dejarse de escusas y justificaciones retóricas de falsas normas sociales impuestas artificialmente contra natura del verdadero espíritu de los seres humanos.

La solución es sencilla y signos abrumadores hay por doquier de las latentes ansias de los seres humanos por que le ayuden a progresar en armonía, equidad y respeto en la diversidad cultural, además de promover a que aprendan a ser conscientes y responsables para sí mismos y los demás.

http://lacomunidad.elpais.com/montejb/posts


4 comentarios:

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

¡Dios! Este texto es un monumento al razonamiento. Aunque no se esté de acuerdo en algunos puntos, nadie podrá opinar lo contrario. Muchas gracias por traernos tu pensamiento, es una ayuda imprescindible al mundo.

Saludos,
Juanma

Mark de Zabaleta dijo...

Completa reflexión sobre una iniciativa ciudadana que ha logrado transmitir a todos una gran inquietud por la ineficiencia de nuestra "Partidocracia".

Un cordial saludo

Mark de Zabaleta

montejb dijo...

Gracias Juan Manuel por tu apoyo.

Viniendo de ti supone un gran estímulo.

Si entras en http://quisiera-montejb.blogspot.com/ verás todas las entradas de mis blogs que la mayoría no se entera.

Espero te gusten, pues suponen el trabajo de años de investigación y anticipación en multitud de aspectos sociales, humanos y económicos.

Añadir, que mi pasión y dedicación es la investigación de multitud de aspectos sociales, economía, empresas, recursos, poblaciones, humanidades, filosofía, ética, etc.

Recibe un gran saludo,
Juan Bernardo Montesinos

montejb dijo...

Buen día apreciado Mark,

Pienso y es mi convicción que la inquietud y otros asimilables, son el reflejo a lo desconocido y el miedo a la libertad de origen ancestral cultural religioso, que llevamos grabado en nuestras almas desde la más tierna infancia. Obviamente, la influencia e ineficiencia de la "Partidocracia", sus causas egoístas y sus efectos perversos sobre los ciudadanos es lo que nos debe de preocupar.

Un gran abrazo,
Juan Bernardo montejb