miércoles, 24 de agosto de 2011

Una sociedad sin dinero


¿Es posible una sociedad sin dinero? En principio sí, solo sería cuestión de proponérselo firmemente y empezar. Todo lo relacionado con este modelo productivo, la propiedad, el consumo sin aprovechamiento y otras muchas cuestiones asociadas simplemente desaparecerían. Tecnológicamente, disponemos de los adelantos necesarios para administrar y gestionar la ocupación, los medios de transformación, los recursos naturales,  fuentes de energías y los demás bienes de Patrimonio Universal.

La educación, la sanidad, la investigación y casi todo lo demás puede seguir su curso natural, sin más impedimento que el conocimiento y la libre elección consciente y responsable, conforme a las necesidades y la disponibilidad que se pueda eficientemente gestionar y bien aprovechar equilibradamente.

¿Estamos social y culturalmente preparados para este salto cualitativo?. Evidentemente en general no. Muy posiblemente, algunos grupos de personas, sí podrían iniciar esta nueva travesía de proyecto social, siempre que se propiciaran y promovieran, las actuaciones adecuadas de menor a mayor, en las condiciones más favorables posibles de integración para alcanzar el éxito, en el tiempo que sea necesario.

Si somos capaces de colaborar varios países, durante años,  en la Estación Espacial Internacional, investigando sobre multitud de cuestiones de utilidad: ¿Por qué no intentar un nuevo proyecto social aquí, en cualquier lugar, para quienes así quieran promover encontrar otro modelo de organización social?



6 comentarios:

elblogdeluna dijo...

Lo siento como una utopía, es difícil que los más poderosos lo aceptaran y como siempre acaban imponiendo su voluntad....Un saludo

montejb dijo...

La vida me ha enseñado que está plagada de utopías llevadas a la realidad. Solo hay que mirar al rededor para comprobar, que cualquiera de nosotros dispone de mejores condiciones que cualquiera de nuestro antepasados, a pesar de los terribles impedimentos por las conductas y actitudes de diferentes dictadores y mala gente.

Gracias por comentar. Un saludo

Equipo 2011 (Jaime Guillén de Enriquez, José María Herrero, Marisa Urdaneta, Soledad Leigarda y Marta de Lope). dijo...

El futuro cercano es sin dinero. Hacerlo voluntariamente será mejor que a la fuerza... La otra opción es la que estamos viviendo, caos economico, salvese quien pueda, huida de los poderosos con sus millones y finalmente perdida total de valor del dinero pero "a la mala" como dicen en México.

Este blog puede interesar..trata el próximo cambio de paradigma, despertar en la conciencia pronto a ocurrir según variadas fuentes

http://2011y2012elfindelaeradelmiedo.blogspot.com/

Gracias.

montejb dijo...

Copio en parte el comentario recibido de Equipo 2011 (Jaime Guillén de Enriquez, José María Herrero, Marisa Urdaneta, Soledad Leigarda y Marta de Lope), dejado en la entrada "Una sociedad sin dinero":

“El futuro cercano es sin dinero. Hacerlo voluntariamente será mejor que a la fuerza... La otra opción es la que estamos viviendo, caos económico, sálvese quien pueda, huida de los poderosos con sus millones y finalmente pérdida total de valor del dinero pero "a la mala" como dicen en México”.

Intento seleccionar los links que mejor considero de interés general, procurando ser respetuoso con la diversidad de creencias y sus diferentes fuentes raíces. En este aspecto, considero y pienso que, el ámbito debe ser pues íntimo y personal, evitando la susceptibilidad de las personas sensibles con espiritualidad. Conozco suficiente las diferentes fuentes y, ello me hace así actuar, además de mi convicción y conocimiento limitado.

Mi sentimiento profundo y espiritualidad, al igual que el de cualquiera, es cuestión demasiado seria y responsable como para mostrarla desnuda ante los demás. No es cuestión de pudor, miedo o cualquier otra cuestión, simplemente es cuestión de ignorancia ante lo desconocido. La pregunta de creencia o no, es irrealizable, pues la propia pregunta está viciada y además carece de respuesta.

Si como ayuda sirve para quién sea, he leído a suficientes pensadores de diferentes disciplinas a lo largo de la historia, llegando al siguiente pensamiento;

“Asegúrate de que tu religión es algo que quede entre tú y tu dios”

Iván Rolón Tomás dijo...

Recientemente soñé una sociedad sin dinero, una comunidad que brinda protección, alimentos y educación a cambio del trabajo de sus socios, y en la que como regla social el dinero no existe. El intercambio se realiza con una comunidad descentralizada, que no posee un administrador, sino que se administra siguiendo un código preestablecido, y por medio de elecciones democráticas, de transparencia absoluta. En ellas la propiedad privada no existe, tal como lo es el mundo al momento en que nacemos. Y sin embargo en ellas serán posible todas las comodidades a las que estamos habituados en el mundo moderno. Esta no es una utopía irrealizable, estoy seguro de que sociedades como éstas van a empezar a conformarse lentamente, tendrán que enfrentar muchas adversidades, y quizás muchas fracasen y se disuelvan, pero finalmente se impondrán por tratarse de comunidades humana y económicamente mejores.
Voy a continuar elaborando la idea y la expandiré.

montejb dijo...

puedo referenciar los antecedentes de este post. No recuerdo exactamente en qué momento del año 1975, finalizada cierta investigación y estudio sobre economía, llegué a un punto en que reflexionando ciertos resultados y problemas de la época me llevó a pensar que el mejor referente del dinero como instrumento de intercambio fuera el patrón tiempo en lugar del dolar recientemente adoptado unilateralmente por EEUU en el año 70 siendo presidente Nixon. Años después siguiendo estudiando como sigo haciendo me encontré que en EEUU existía una organización que había constituido un Banco de tiempo tomando como idea a un compatriota que expuso la idea en el 1800 lo que fuera. Curiosamente este descubrimiento me llevó al Reino Unido que al parecer fué el introductor en Europa sobre los años 80 que muy despacio se fue expandiendo hasta llegar a España por Cataluña y en la actualidad disperso en al menos las grandes capitales en organizaciones sociales en proceso de vertebrar y evolucionar y algunas sociedades bien consolidadas en Madrid y Cataluña principalmente. Sigo pensando que es muy viable implantar este sistema socio económico, aunque pienso, que mucho mejor se hubiera implantado si se hubiera empezado y desarrollado desde poblaciones pequeñas entorno a los 2.000 habitantes que luego se hubieran ido expandiendo con las poblaciones vecinas. Posiblemente con la situación actual de crisis del sistema, este modelo social evolucione y se expanda más rápidamente, parecido sucediera con el sistema cooperativo bien implantado en muchos países en diferentes sectores. En cualquier caso, independiente de los diferentes sistemas que aparezcan y convivan el mayor problema es el factor humano en cuanto a sus formación y condicionantes.

Recibiré muy gustoso tu propuesta y, si la veo correcta y abierta a introducir mejoras ayudaré a divulgarla.

Gracias por comentar, un gran saludo,
Juan Bernardo Montesinos