lunes, 5 de septiembre de 2011

Código de circulación monetaria


Siguen sin cuadrar muchas cuestiones, en especial las esenciales. Las respuestas, cuando aparecen, caducan a velocidad de vértigo y las preguntas esenciales, no aparecen entre la inflación informativa, desconcertante y contradictoria.  Este caos de circulación perverso con aparentes reglas de participación, tiene bloqueada la circulación en casi todas las vías y calles de circulación. Multitud de heridos graves por los accidentes, siniestrados y demás perjudicados crecen exponencialmente a medida que pasan los días y, los servicios de protección civil, apenas tienen recursos siquiera para atender a los primeros siniestrados.

Se aducen como causas de la crisis al exceso de dinero, instrumento de intercambio y no un bien como se nos quiere hacer creer, al exceso de emisión de dinero con deuda, aumento de gastos, precios y otros. Esto solo responde a una aparente verdad. Por ejemplo; sobre los precios al igual que los ingresos individuales y los beneficios o excedentes bien se pueden regular, si se quiere, al igual que se regulan multitud de otras cuestiones como el salario mínimo o el coste de la electricidad.

Hay muchas más analogías que nos pueden servir de referencia y modelo para cambiar el nefasto sistema Económico. Una autopista o autovía, otro medio de intercambio, por muchos km que dispongamos Públicos o privados, no se puede circular a más de 120 km/h, aunque algunos imprudentes circulen a 200 km/h o incluso más con un vehículo de alta gama. También hay que llevar el cinturón de seguridad en prevención de mayores males en caso de accidente y todo un código de circulación viaria para las carreteras y las calles, intenta la armonía y el equilibrio en la circulación, tanto para los conductores, pasajeros o peatones.

Así, no solo faltan carreteras y dinero, sino que además, hace falta mucho por aglutinar y convalidar globalmente. Se necesita un código de circulación monetaria global equitativo Universal, de modo que los conductores, pasajeros y peatones, seamos responsables conocedores y bien utilicemos y circulemos en base a unas normar del código de circulación justas sin discriminación. La inmensa mayoría circularemos normalmente bien, salvo los inevitables puntuales atascos y accidentes, que se pueden anticipar y minimizar. Solo es cuestión de proponérselo, pues referencias hay muchas si se quieren adoptar.



2 comentarios:

Mark de Zabaleta dijo...

Muy interesante percepción de la Masa Monetaria "Mundial"...el problema radica en las monedas utilizadas en cada región/país.
Un país en fase de crecimiento necesita "engrasar" la actividad con un aumento del dinero en circulación/bajada de tipos de interés...que generará inflación, una inflación "sana" en ese ciclo expansivo.
No se puede utilizar la misma unidad monetaria para un país con fuerte crecimiento (Alemania) y para un país estancado (España)...la situación es totalmente distinta (inflación, paro, situación social...) y las soluciones aplicadas no pueden ser similares...

Un cordial saludo
Mark de Zabaleta

montejb dijo...

Gracias Mark por comentar.

La solución asimilable es sencilla; las carreteras, es decir, la misma unidad monetaria o instrumento de intercambio el dinero, en Alemania pueden circular digamos 100 vehículos por hora en autopistas a 100 km/h y en España pueden circular 115 vehículos hora a 120 km/h o viceversa, según convenga al tráfico monetario en número de vehículos y velocidad. Con este sistema, disponemos de manera flexible las necesidades que mejor se ajusten para lograr un tráfico fluido y equilibrado, según las condiciones del entorno.

Un gran saludo,
Juan Bernardo montejb