sábado, 12 de marzo de 2011

Demasiados riesgos para la supervivencia

El terremoto de Japón está desvelando la crudeza de los riesgos potenciales del progreso desmedido del actual sistema económico y social, si no se logra controlar la situación de emergencia de las centrales nucleares y otras instalaciones peligrosas. Las consecuencias para la supervivencia de toda la humanidad son cuestionables hasta el punto de si merece la pena correr con los graves riegos que existen del actual modelo productivo.

La esencia para superar las dificultades socio económicas deben de establecerse desde la nueva planificación de un modelo productivo social con normas y reglas fiables, predecibles en el tiempo globalmente, procurando el equilibrio productivo entre la ocupación ideal del capital humano, los medios y los recursos del entorno, sin que falten, sobren o desperdicien bienes, productos y recursos naturales.

La capacidad de adaptación y superación del ser humano, está fuera de dudas, ante la posibilidad de ser bien administrado y a poco que se le ofrezca la oportunidad de progresar, mejorar en bienestar y seguridad, salvando incluso, disparidades de culturas en diferentes localizaciones geográficas y multitud de condicionantes.

Se necesita por parte de los gobernantes y dirigentes del mundo, diseñar un nuevo modelo social económico que aglutine e impulse "La motivación por el progreso y el bienestar del ser humano" como paradigma e ideal a lograr, sin la división y exclusión de las personas, respetando los derechos humanos fundamentales de manera práctica y efectiva en armonía con el entorno y la naturaleza.

http://lacomunidad.elpais.com/montejb/posts

8 comentarios:

Club F1 dijo...

Acaso piensas que algo de lo que ha ocurrido en Japón se hubiera evitado según tus reglas?.

Solo la fuga radiactiva, en 1 de las 53 nucleares de japón de da la razón.
Y ha sido por un error en la seguridad.

montejb dijo...

Veamos, los errores los que sean, se pueden reducir y preveer si existiera un modelo productivo previsible y razonablemente armonioso con las necesidades humanas de consumo, sin más limitación que el conocimiento que tengamos sobre las consecuencias y los recursos que disponemos, no sujeto a las limitaciones de los instrumentos creados por el hombre en cuanto a los medios necesarios. Sin duda, estamos sometidos a una dictadura global del dinero y el crédito como instrumento de intercambio. Añadir, que es una burda falacia, lo que la ortodoxia económica impone a la sociedad. Esta es la esencia de los problemas que tenemos de toda naturaleza, ya sea una central nuclear o la muerte diaria de cientos de miles de personas por carecer de lo básico, cuando de desperdician millones de toneladas de productos...........

franjose dijo...

La naturaleza tiene su curso propio e inalterable (quizas, solo quizas alterble por el momento y en determinados aspectos, pocos, por el hombre a la hora de evitar catástrofes naturales), pero vamos, que de momento no hay nada que hacer en cuanto a eventos de gran calado y contundencia.

En cuanto a la adaptación del ser humano al entorno esa capicidad es por partida doble. Por un lado se adapta al entorno pero al mismo tiempo tiene la capacidad de transformar el mismo a sus necesidades.

El modelo socio-económico que tenemos es relativamente creciente si lo tomamos desde 1789 como punto de partida en lo político-social (revolución Francesa) y en cuanto a la pacífica revolución industrial que transformó el ámbito socio-económico propiciando las base sobre las cuales no dolo se iriá afianciamdo el capitalismo sinó que junto a los nuevos postulados politicos surgidos de 1789 darían lugar a otra de las teorías mas importantes de nuestro mundo contemporáneo: El Marxismo. Si uno se detiene los suficiente en el podrá apreciar cuan bien le ha hecho al capitalismo sirviendo de contrapunto como elemento estabilizador (vease el capitalismo USA y el del Viejo Continte). Lástima que luego el Marxismo se utilizara de forma inversa. A día de hoy el sistema capitalista en sus diversas modalidades es el sistema menos malo y el que ha perdurado sobre sus contemporáneos siendo adoptado (aun de forma encubiera) por los gobiernos que antes lo denostaban abiertamente y de facto.

Ahora nos encontramos ante un cambio, un parto muy doloroso (para la sociedad) que durará bastante y que dará a luz a otra criatura (orden). ¿que bases la regirán?

De momento se perfilan incertidumbre energéticas, alimenticias en cuanto a poder seguir cubriendo las necesidades como hasta hace poco.

Un abrazo

Pako (Uno cualquiera)

montejb dijo...

Estimado Pako. Te agradezco y comparto el breve repaso histórico que haces en bien de los lectores. Efectivamente, la multitud de incertidumbres que tenemos y que se nos van a presentar, van a suponer fuertes presiones sociales de imprevisible resultado. El parto va a ser muy, pero que muy doloroso, pues como se llegue al punto del desabastecimiento de los productos de primera necesidad, la situación de pánico puede ser verdaderamente catastrófica. Sinceramente pienso, que algo importante está por suceder y que, llegado el momento, quienes tienen los medios, recursos y conocimiento suficiente, lo pondrán en funcionamiento progresivamente con los menores traumas posibles para toda la población. No me parece razonable, que algunos de los gobernantes y dirigentes sensatos e influyentes que hay, dejen a la humanidad a la deriva, por muchas servidumbres y condicionantes que existan.

Gracias por tu amable y reconfortante visita.

Abrazos,
Juan Bernardo montejb

DFC dijo...

Juan Bernardo
Interesante reflexión sobre el camino futuro a seguir, en cualquier caso, yo particularmente pienso que gran parte de los problemas recientes del mundo residen en los aberrantes comportamientos éticos de aquellos que se supone tienen que buscar "el bien común"
Me temo que las posibles mejoras/soluciones futuras se las va a tener que "currar" la sociedad civil sin contar con que los poderosos puedan aportar soluciones a problemas que deben plantear los que no pertenecen a su ámbito, pues creo que sólo podemos esperar de ellos un comportamiento re-activo

Un saludo

montejb dijo...

Apreciado DFC. Agradezco tus reflexiones que comparto en la esencia. El comportamiento y la actitud ética que supone promover el bien común, pienso que, la próxima revolución que está por llegar,debe ser liderado por un líder capaz de aglutinar voluntades, libre de condicionantes y servidumbres, respetando la libertad y libre elección de los seres humanos en igualdad de oportunidades. La sociedad civil por sí sola, todavía tiene demasiadas carencias y los gobernantes y dirigentes viven aislados en un oasis rodeado de murallas ajenos a los problemas cotidianos de la sociedad civil. Estamos huérfanos ante la pérdida de valores refugio ancestrales que nos daban sentido a la existencia y superación individual y colectiva como grupo. La sensación de bienestar de cuanto nos rodea, nos a aletargado en desarrollar lo esencial de la existencia y motivación por el progreso y, al mismo tiempo nos ha echo creer que podíamos llegar a ser dioses mediante la acumulación del dinero y otros bienes. Pero resulta que, la breve existencia individual, apenas supone un grano de arena para el resto de humanidad. Así, pienso y veo razonable, que esta limitación temporal y espacial, solo se pueda superar con un líder o un reducido grupo de lideres que sean capaces de motivar a la sociedad civil en su conjunto e inmensa mayoría. Naturalmente es posible que, este líder puede surgir a consecuencia de una actitud colectiva re-activa o un evento imprevisto de gran magnitud y relevancia.

Un abrazo
Juan Bernardo montejb

John Nash dijo...

Hola Juan Bernardo! Tu mensaje es intrigante. Se trata de una iniciativa particular?
Saludos.

montejb dijo...

Se trata de una iniciativa personal.
Saludos.